Etiquetas

jueves, 5 de noviembre de 2015

3 sencillos consejos para concentrate mejor


Imagina que estás sentado ante el ordenador tratando de concentrarte en el trabajo que estás haciendo y de pronto te aparece una notificación de que acabas de recibir un nuevo e-mail y en seguida uno de tus compañeros de trabajo dice algo gracioso. Por supuesto tienes el impulso de leer inmediatamente ese e-mail que llegó y que puede ser muy importante y, claro, por cortesía deberás de reaccionar al chiste de tu compañero. Unos minutos después, tratas de volver al trabajo que interrumpiste y te das cuenta de que ya no tienes ni idea de lo que estabas haciendo. ¿Y ahora?, cómo conseguir concentrarte de nuevo en tu trabajo o, mejor aún, cómo mantenerte concentrado en tu trabajo y no permitir que las múltiples distracciones te ahoguen. A continuación de damos 3 sugerencias muy sencillas de seguir y que seguramente te serán de utilidad.

1. Ten claridad en lo que quieres hacer

Cuando enciendes el ordenador ¿sabes por qué y para qué? ¿sabes qué es lo que vas a hacer? o solo te dices, "voy a ver mi lista de correos y ya veré por dónde empiezo". Si no tienes claridad en lo que quieres o tienes que hacer, corres el riesgo de perder el tiempo haciendo cosas sin sentido ni motivo. En Facebook siempre pasa algo y los vídeos de gatitos nunca faltan, tu bandeja de entrada del correo electrónico estará seguramente llena  y tendrás material para procesar todas las horas que quieras, pero ¿te lleva esto a alcanzar los objetivos del día? Si antes de dejarte llevar por la inercia, clarificas en tu mente qué es lo que vas a hacer y qué tareas específicas vas a conseguir, será mucho más sencillo concentrarte en cumplirlas y, aunque haya distracciones externas, serás capaz de regresar al camino por el que ibas.

2. Crea tu espacio de concentración

Si trabajas en una oficina compartida o incluso en un "open space", es posible que las interrupciones externas sean aún más frecuentes, sin embargo, para ello recuerda el punto número uno (tener claro lo que vas a hacer) y como siguiente trata de "crear tu espacio de concentración". Para ello es importante que tu entorno sepa que estás "ocupado". En primaERP tenemos una costumbre que tal vez te guste y te sirva también...

Como a casi todos nos gusta escuchar música y solemos tener los auriculares puestos en las orejas, nos inventamos estas regla: Si alguien tiene los auriculares puestos en ambos oídos, significa que los demás no deben molestarle y si los tiene puestos solo en un oído, entonces está disponible para atender lo que sea necesario :-)

Fuente: http://theheadphonesrule.com/

3. Haz una cosa a la vez

Solo por curiosidad, ¿cuántas pestañas tienes abiertas en este momento en tu navegador? y de estas ¿cuántas y cuáles se complementan entre sí? Te suena familiar el hecho de leer o escribir mensajes de texto mientras caminas o enviar correos electrónicos durante las reuniones o hablar por teléfono mientras cocinas la cena... Actualmente pareciera que hacer solo una cosa a la vez es una pérdida de tiempo. Sin embargo, cada vez más estudios y experiencias demuestran que la "multi-tarea" en realidad daña nuestra productividad y además nos dificulta la concentración pues, por un lado "reparte" nuestra atención en varias cosas impidiéndonos realizar ninguna correctamente y con eficacia y por el otro, el constante estado de alerta que implica querer hacer varias cosas a la vez genera estrés que inevitablemente se traduce en incapacidad para relajarnos y concentrarnos en nuestro trabajo.

Tip extra

Por último, considera la opción de utilizar aplicaciones para time tracking para ayudarte a crear la disciplina para enfocarte en una sola tarea a la vez. El objetivo de llevar un registro de tiempos es saber con precisión el tiempo que pasamos en cada cosa y usarlo por ejemplo para calcular los costos o medir la eficiencia de las tareas, proyectos, etc. Así, si iniciamos un cronómetro y hacemos varias cosas a la vez, la información que obtengamos será inexacta o incluso inútil; por lo tanto para darle sentido a esta actividad, deberás de concentrarte siempre en aquello que estás haciendo y midiendo, y te ocuparás de la siguiente tarea solo hasta que realmente hayas terminado la anterior y puedas/puedas comenzar a medir el tiempo que pasas en la siguiente.

Esto requerirá sobre todo de que seas honesto contigo mismo y probablemente al principio te sea un poco difícil, sin embargo si lo logras, no solo verás una mejoría en tu productividad y en tu salud (te sentirás menos estresado), sino que además te conocerás mejor a ti mismo y la forma en la que realmente usas tu tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada