Etiquetas

martes, 6 de octubre de 2015

¿Confianza o control del tiempo de trabajo?



El "vertrauensarbeitszeit", traducido al español como "confianza en el tiempo de trabajo", es un concepto alemán que según Wikipedia significa "...un modelo de organización del trabajo, en el que la realización de ciertas tareas acordadas está en primer plano por sobre la presencia temporal del empleado en el lugar de trabajo." E implica un acercamiento a la productividad laboral basado en la confianza y no en el número de horas que el trabajador pasa frente al ordenador. ¿Cómo funciona y por qué es importante para nuestras empresas?

Una nueva generación con nuevas demandas

De acuerdo con un estudio realizado en el 2010 por la agencia alemana Kienbaum, la flexibilidad de horarios se ha convertido en una necesidad para la Generación "Y", también conocida como los Millennials. Para estos futuros CEO este es uno de los factores más determinantes al momento de buscar o elegir un nuevo trabajo. El puesto o la infraestructura de la empresa ya no son tan importantes como la flexibilidad y el desafío que implique el trabajo.

Muchas compañías han identificado esta tendencia en las demandas de sus empleados potenciales y por tal razón, cada vez es más común que se implementen nuevos modelos de trabajo que enfatizan la flexibilidad, la confianza y el trabajo remoto, los cuales, además de ser más atractivos para los jóvenes preparados que serán sus futuros empleados, también conllevan una serie de ventajas como la reducción de costos por infraestructura y el trabajo enfocado en resultados.

En parte, el modelo de "confianza en el tiempo de trabajo" significa renunciar al modelo tradicional de "control" de los empleados. La mayoría de las "viejas" generaciones todavía están acostumbrados a trabajar bajo el régimen de estar (mínimo) 8 horas diarias sentados en su puesto de trabajo y 30 - 60 min. de comida. Todos los días deben marcar su hora de entrada y de salida y si quieren aspirar a un mejor puesto o reconocimiento de parte de sus superiores, deben contar con que la jornada comenzará antes de la hora oficial de entrada e irse a casa justo a la hora en que se supone que termina su horario laboral no es una opción. Además, si algún día necesitan ir al médico o atender algún asunto de sus hijos, deberán tomar días de vacaciones o licencia por enfermedad.

En los últimos años las reglas están cambiando, en gran parte gracias a la tecnología y a su estrecha relación con la forma de vida de las generaciones "X" y "Y", las cuales están acostumbradas a trabajar con herramientas que les brindan absoluta flexibilidad de comunicación y movimiento. Por otro lado la nube está revolucionando el desarrollo del software empresarial, el cual promueve cada vez más el trabajo flexible y a distancia, precisamente porque la forma de vida, los valores de los trabajadores jóvenes y las necesidades competitivas de las empresas van de la mano.

Cambiando valores y acercamientos

Según el mismo estudio de la agencia Kienbaum, el trabajo del futuro será cada vez más digitalizado y plantea incluso la posibilidad de que para ciertos tipos de trabajos, no será necesario acudir a un lugar específico. No olvidemos sin embargo, que esta flexibilidad y digitalización tiene sus límites y no puede aplicarse a todos los tipos de trabajo. Aquellas actividades que requieren de maquinaria específica o de la relación directa con otras personas (vendedores, médicos, consultores, maestros, obreros en fábricas, etc.), siempre estarán ligados a ciertos horarios y espacios.

De cualquier manera, ya sea con trabajo remoto/digital o no, estamos siendo testigos de cambios fundamentales en los valores y paradigmas en las relaciones laborales y los sistemas de "control" del trabajo. Así, el "control" está siendo remplazado por la confianza, y los parámetros para medir la productividad se trasladan de contar el número de horas trabajados a reconocer las tareas específicas realizadas y los objetivos alcanzados. Ya no basta con solo saber a qué hora llegaron y ser fueron los empleados, sino qué es exactamente lo que hicieron y con qué resultados.


Nuevas herramientas

Lo anterior implica nuevas formas de medir la productividad y el trabajo realizado, además de cambios en las relaciones entre jefes y empleados, en las que la confianza, la auto-responsabilidad y saber trabajar en equipo, deberán tener preferencia por sobre las relaciones jerarquías y actitudes "controladoras" aún imperantes en muchas empresas. Ante la necesidad de estas nuevas mediciones, también han surgido herramientas que permiten medir el trabajo con precisión y sin importar si el empleado se encuentra en la oficina o en cualquier otro lugar; se enfocan en registrar la calidad del trabajo hecho más que la cantidad de horas pasadas en el lugar de trabajo y algunas de ellas funcionan online, lo cual tiene la ventaja de que la información se guarda en la nube y está disponible en todo momento y sin necesidad de tener servidores locales que nunca son suficientes y suelen ser muy costosos.

En conclusión podemos decir que la "confianza en el tiempo de trabajo" implica sobre todo, una nueva forma de trabajar y medir el tiempo trabajado, en la que las horas y los minutos cobran importancia solo en función de qué tan bien han sido empleados. Confiar, no significa que no midamos o que no tengamos bajo control la forma en la que se está usando nuestro tiempo y el de nuestros empleados, al contrario significa establecer objetivos claros a alcanzar e involucrar más profundamente a cada trabajador en el proceso de lograr las metas de toda la empresa.

A cambio de confianza en sus empleados, las empresas ganan trabajadores que se interesan, no por calentar su lugar durante 8 o 10 horas, sino por obtener los resultados esperados. Mayor flexibilidad y mayor confianza conllevan mayor compromiso y voluntad de trabajar eficientemente pues hacerlo significa obtener como motivación, más tiempo libre para otras actividades y para hacer con su tiempo lo que más les guste.

Tú, qué opinas, ¿quieres seguir los modelos de trabajo rígidos en donde todos los empleados están presentes 8 o más horas, pero sin aprovechar realmente ese tiempo? o prefieres tener empleados satisfechos y motivados que luchen por su propia productividad...


1 comentario:

Luis Álvarez dijo...

Buena propuesta, ojalá y más empleadores comenzaran a trabajar con este principio...

Publicar un comentario en la entrada