Etiquetas

lunes, 23 de junio de 2014

¿Por qué la Nube está dejando atrás a los Centros de Procesamiento de Datos?

¿Es acaso el término, cada vez más usado, la "Nube" o "Cloud", un simple sobrenombre de lo que conocemos como Centros de procesamiento de datos? ¿Terminará igual que estos, desapareciendo con la próxima tendencia de las TI?




Con la Nube, estamos siendo testigos de algo verdaderamente nuevo que está impulsando los esfuerzos de la humanidad en el área de las TI significativamente hacia adelante. ¿Qué es la Nube y por qué es tan diferente?

Primero aclaremos lo que la Nube no es, aunque los constructores e inversores de los Centros de Datos lo quisieran, la Nube no es un Centro de Procesamiento de Datos (CPD), ni un lugar lleno de ordenadores o servidores para alquiler.


La Nube es diferente
La Nube no sólo ha transferido las preocupaciones relacionadas con el mantenimiento, la energía, la refrigeración, etc., de las manos del usuario a las de los prestadores de servicios en la Nube; también ha creado algo mucho mayor, ha generado una sola unidad que inter-conecta computadoras y Centros de Datos remotos a través de programas inteligentes que permiten brindar soluciones de acuerdo a las necesidades del cliente, de manera inmediata, remota y automática.


Los beneficios de la Nube
Así, han surgido sistemas informáticos por todo el planeta, repartidos en varios continentes, como si fueran hongos expandiéndose a través del bosque. Ustedes mismos deduzcan cuáles son los mayores beneficios para el cliente:

- No requiere de mantenimiento por parte del usuario.


- Permite un mayor aprovechamiento de los ordenadores y con ello, también mejores precios.
- Flexibilidad inmediata de servicios y desempeño, según las necesidades específicas del usuario.
- Gran resistencia contra ataques que pudiesen ser dañinos.

Si, por ejemplo, llegara a ocurrir alguna sobrecarga o incluso daños físicos en algún área en particular de la Nube, las tareas del cliente comenzarían a procesarse en otra área de la Nube, sin interrupción alguna, en algún otro lugar del planeta. ¿Le parece que esto es sólo ciencia-ficción? No, no lo es, bienvenido al siglo XXI.



Todos usamos la Nube
Usted cree que todavía no ha tenido nada que ver con la Nube, pero utiliza algún buscador de Internet, Google Maps, Facebook, LinkedIn, Twitter o tiene en su teléfono o tableta alguna cuenta de Apple o Google, entonces usted también ha utilizado los beneficios de la Nube. Está allí desde hace mucho tiempo, en nuestra vida cotidiana, como nuestro ayudante.


Ya no necesito mi propia planta de energía eléctrica.
Hoy en día estamos viviendo cambios fundamentales en las TI, los sistemas de cómputo complejos y difíciles de mantener al día, están siendo sustituidos paso a paso por la Nube. Del mismo modo como hace décadas dejó de ser útil disponer en cada fábrica de una planta eléctrica privada, actualmente resulta obsoleto tener una sala llena de servidores. En esta ocasión la Nube está ganando y no es porque esté de moda, sino porque en realidad es útil.


¿Es usted fan de la Nube? Escríbanos sus experiencias a info@primaerp.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada